¿Peleas con la grasa de tu cocina? Tenemos la solución

¿Peleas con la grasa de tu cocina? Tenemos la solución

Compartir este post en:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

La grasa de la cocina es a veces algo inevitable, se va acumulando sin que te des cuenta y cuando te toca limpiar lograr eliminarla es una tarea difícil.

Sabemos lo complicado que es evitar o eliminar la grasa de la cocina que se acumula en lugares recónditos y nos cuesta volver a tenerla como deseamos

También sabemos todo el tiempo que inviertes tratando de arrancar toda esa grasa con productos que no son efectivos y que te roban tu paz.

Pero, esto ya no será un problema para tí porque tenemos los mejores trucos para eliminar la grasa de la cocina de forma fácil y rápida.

¡Olvídate de largas horas limpiando tu cocina!

Actualmente existe una gran variedad de productos químicos que contribuyen a la eliminación de la grasa en la cocina, sin embargo, somos más del equipo de lo natural.

Confiamos en la efectividad de los productos químicos, pero también sabemos su impacto en la salud y el medio ambiente a largo plazo.

Por esta razón, siempre buscamos incluir recetas naturales y efectivas que te ayuden en tu rutina de limpieza, en este caso, a arrancar la grasa de tu cocina.

Entonces, comenzamos.

1. Bicarbonato de sodio:

Bicarbonato de sodio, limón y agua caliente

El bicarbonato de sodio es un producto natural con un efecto abrasivo efectivo frente a la grasa y  llega a estos lugares difíciles de alcanzar.

Además tiene un efecto antibacterial excelente para enfrentar a los microorganismos que se pueden acumular junto a la grasa y en toda la superficie de la cocina.

La forma de aplicación es:

Esparcir el bicarbonato en polvo por toda la superficie llena de grasa, dejar reposar unos 5 minutos y luego frotar con una esponja que puedes humedecer con agua o zumo de limón.

La idea de la intervención del líquido es crear una pasta con el bicarbonato que facilite la limpieza.

Te sorprenderá ver el resultado de este truco de limpieza.

2. Vinagre blanco o de manzana:

El vinagre, ya sea blanco o de sidra de manzana, posee cualidades ácidas que actúan de forma efectiva frente a la grasa, además de ser un buen antibacterial.

Puedes contar que este producto, que consigues fácilmente en tu cocina, es un ingrediente eficaz para eliminar la grasa de la cocina.

¿Cómo aplicarlo para limpiar tu cocina?

Debes servir dos medidas iguales de vinagre y agua en una olla y poner a hervir, una vez alcance el punto de ebullición apagar y dejar reposar.

Cuando alcance una temperatura óptima para tus manos lo viertes con cuidados sobre tu cocina en los lugares donde esté más acumulada la grasa y lo dejas actuar.

También puedes usar una esponja o trapo para ayudarte a colocarlo sobre la superficie sucia y con el mismo retirar la grasa.

Este producto te ayudará a arrancar la grasa como si se tratara de polvo, ahorrarás tiempo, esfuerzo y dinero.

3. Desengrasante

Le daremos una oportunidad a tu desengrasante favorito, pero lo potenciaremos con un consejo efectivo que te puede ayudar a retomar la facilidad de la limpieza.

Lo que debes hacer es, tomar una olla con un litro de agua y ponerla a hervir, cuando alcance el punto de ebullición agregas un poco de tu desengrasante, quizás un cuarto, y lo mezclas bien.

Después de mezclarlo lo dejas reposar un poco para poder manipularlo con una esponja o paño y guantes.

La idea es enfrentar la grasa de la cocina con el calor de la mezcla y los ingredientes activados del desengrasante.

Esta forma de utilizar tu desengrasante no solo potencia su efectividad sino también te ayuda a administrarlo de mejor forma para que rinda para más limpiezas.

4. Jugo de limón y sal:

Levadura

Siempre es necesario un aliado simple para salir de la limpieza sin tener que salir de casa a comprar productos y este es el caso del limón.

Exprime el jugo de dos limones y ponlo al fuego con un poco de agua, espera a que hierva y déjalo reposar.

Añade sal gruesa a la mezcla y con la ayuda de un trapo limpio esparcelo por la superficie engrasada, verás como esta se corta y se limpia con el paño.

Usa otro trapo limpio con agua para terminar de arrancar la suciedad.

No olvides lavar bien cada paño entre cada pasada para evitar que la grasa regrese a la superficie limpia.

Ten en cuenta que la grasa es una enemiga pegajosa y que trata de quedarse, la clave esta es eliminarla de la cocina y también de cada paño que uses para que así no tengas que volver a verla.

Cada uno de estos consejos te ayudarán a limpiar tu cocina en cuestión de minutos.

Si te han gustado estos consejos y necesitas una mano con la limpieza de tu hogar confía en nosotros para apoyarte con eso.

¡Somos los mejores aliados de la limpieza!

Otros artículos relacionados

Contáctenos

para solicitar su cotización y dejar en nuestras manos la limpieza

contáctanos
Listo y Limpio
Abrir chat